3

La velocidad con la que caminas puedes predecir el desarrollo de demencia

Jul 03, 2022

En el mundo hay más de 46 millones de personas diagnosticadas con alguna demencia, de las cuáles el Alzheimer es la más frecuente (más del 70%) Se espera que para el año 2050 estas cifras estén por encima de los 150 millones, la gran pregunta sería ¿qué vamos a hacer para evitarlo?

Hasta hoy no existe una píldora milagrosa que detenga la enfermedad, sin embargo, sabemos de todo el proceso de prevención que podemos desarrollar para evitar enfermar o al menos disminuir las probabilidades.

El proceso de desarrollo de los factores que dañan el cerebro es acumulativo y progresivo, por lo que controlarlos puede resultar de vital importancia, sobretodo si tenemos en cuenta que existen unos 30 años para que las personas comiencen a presentar los primeros síntomas.

Uno de los fatores modificables que más incide en el desarrollo de la enfermedad es la falta de ejercicio físico, lo que lleva a las personas a presentar debilidad muscular y enlentecimiento de la marcha.

La marcha es un acto motor complejo, regulado por áreas situadas en el cerebelo y la cortesa frontal, las que también están involucradas en el proceso cognitivo.  

Los cambios en el rendimiento motor se reconocen cada vez más como marcadores tempranos de deterioro cognitivo y demencia.  La velocidad lenta de la marcha se asocia tanto con el deterioro cognitivo como con un mayor riesgo de demencia, debido a que existen factores de riesgo compartidos para ambos problemas como las enfermedades cardiovasculares o la diabetes.  

Un estudio publicado por la revista JAVA, con más de 16 000 personas sin demencia, desde el año 2010 al año 2017, comprobó la relación entre la velocidad de la marcha y el desarrollo de alteraciones en la memoria y el aprendizaje, aunque no todas las personas con estas afectaciones desarrolla demencia, existe un porciento (alrededor del 20%) que si lo hace.

El estudio determinó que las personas que caminaban más lento y además tenían algún grado de afectación de la memoria  aumentaban su riesgo de desarrollar demencia. 

La medición de la velocidad de la marcha se ha recomendado durante mucho tiempo en la práctica clínica como un marcador de la salud general y como riesgo de caídas, discapacidad, hospitalización y mortalidad. Hoy, los hallazgos del estudio sugieren que la medición de la marcha junto con una prueba simple de memoria sería más sensible y económica para evaluar el riesgo futuro de demencia o alteraciones en la cognición que cualquiera de las medidas solas realizadas actualmente.

Esta simple prueba permitirá a las personas conocer un factor de riesgo importante y podrán realizar intervenciones de prevención como los programas de actividad física 5 veces a la semana. 

Las recomendaciones en relación a la práctica de ejercicios físicos (ejercicios aeróbicos y de fuerza) que estimulan la producción del factor de nutrición y protección del cerebro, BDNF, sin distinción de edad o sexo, están hoy más que justificadas.  

Si no realizas ejercicios físicos aún, una buena sugerencia puede ser que aumentes la velocidad con la que te mueves durante el día realizando tus labores diarias, es una estrategia simple que puedes comenzar a implementar a partir de hoy sin grandes esfuerzos. 

 

La información que encuentras dentro del blog cerebro valioso está encaminada a que cuides y fortalezcas tu cerebro, para que puedas lograr un estado de salud óptimo sin importarte tu edad, si quieres profundizar en la información de mi mano y asesoría  regístrate  a la  Academia Aprende Más, sólo tienes que darle CLICK al botón que ves debajo, NOS VEMOS DENTRO

Lista de espera ICV