Vitamina D y su efecto en el cerebro

La vitamina D pertenece al grupo de los esteroides y en los humanos surge de la transformación en la piel  del colesterol bajo el efecto de la exposición a los rayos del sol o por el consumo de alimentos,  aunque estos no son muy abundantes, existen cantidades variables de la vitamina en los pescados grasos (como la trucha, el salmón, el atún y la caballa) en los aceites de hígado de pescado, en los hongos,  algunos de estos se exponen a la luz ultravioleta para aumentar su contenido de vitamina D, en el hígado de la vaca, la yema de huevo y el queso.

La principal función conocida de la vitamina D es en relación con el fortalecimiento de los huesos y el equilibrio del calcio, sin embargo, su influencia sobre las enfermedades neurológicas y el cerebro no es muy conocida.

En las neuronas (la célula del cerebro) y las células gliales (células protectoras de la neurona) se han encontrado...

Continue Reading...

Vitamina D y Diabetes

 

La deficiencia de vitamina D cada vez es más frecuente, no solo en esta época del año y en lugares donde el invierno azota más, sino incluso en países cálidos está presente, cada día con más fuerza.

La vitamina D es más conocida actualmente por ser una prohormona con una importante participación en diferentes procesos metabólicos e inmunológicos.

Puede ser  obtenida por dos vías fundamentales, por el consumo de un suplemento o alimentos que la contienen o por exponer la piel al sol, a este nivel se transforma una forma de colesterol en vitamina D3.

Casi todos conocen que se necesita vitamina D para tener huesos fuertes y resistentes, pero casi nadie sabe que esta hormona también es imprescindible para el buen funcionamiento de la insulina, hormona estrella del metabolismo.

La deficiencia de vitamina D está relacionada con una disminución en la...

Continue Reading...
Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.